Nro

  • FACU Y LUNA… A PEDAL !!
  • FACU Y LUNA… A PEDAL !!
  • FACU Y LUNA… A PEDAL !!
  • FACU Y LUNA… A PEDAL !!
  • FACU Y LUNA… A PEDAL !!
  • FACU Y LUNA… A PEDAL !!
  • FACU Y LUNA… A PEDAL !!
  • FACU Y LUNA… A PEDAL !!
  • FACU Y LUNA… A PEDAL !!

FACU Y LUNA… A PEDAL !!

Esta es una historia de viajeros inseparables, de amor y aventuras…
“Somos Facu y Luna, Facu que camina con dos patas y Luna con 4. Somos viajeros, compañeros, simples y sensibles. Llevamos recorridos (por lo menos) 1800 kilómetros en bicicleta, y vamos por más. Conocimos tantas personas que, aunque no nos olvidamos de ninguna, perdimos la cuenta. Crecimos muchos años en solo 4 meses de ruta"

Luna es una perrita de una raza única en su especie que no aparece en ningún libro de perros, llegó a casa por necesidad, ella había sido parte de una familia que la trataba mal, no la aceptaba y la abandonó. Después de meses esforzándome para que Luna confiara en mí, me resigné. Acepté que ella con las personas la había pasado tan mal que no iba a confiar más y que era mi responsabilidad darle lo mejor posible sin esperar nada a cambio, ni lengüetazos, ni mordiditas en los pies, ni que se ponga contenta al llegar a casa.
Casi al año de estar juntos con Luna, decidí que había llegado el momento de dejar Brasil y emprender el regreso a casa, a estar con mi familia, y disfrutar de mis amigos. A diferencia de todos los otros viajes de mi vida, esta vez ya no decidía solo por mí. Averigüé el precio del pasaje aéreo y la única aerolínea que permitía que viaje con Luna era carísima, el ómnibus internacional no lleva perros. La opción elegida, apareció con un amigo que había ido de Argentina a Brasil en bicicleta y llevaba un trailer. “-Facu si querés llevar a Luna en bici, yo te regalo el trailer” me dijo.
Empecé a acondicionar la bicicleta, armar las alforjas, revisión de carpa, equipos, ropa para Luna, bebedero.
Hace 4 meses que estamos viajando, dormimos en carpa, uno al lado del otro, anduvimos por la playa, por la sierra y por la pampa.
Hoy en día Luna es, gracias al amor de las personas que conocimos, muchísimo más sociable, juega, me despierta todos los días contenta. Es mi compañera, a donde voy Luna va al lado, donde ella no entra, tampoco entro yo. Nos divertimos. Llegamos a Buenos Aires, pero el viaje no terminó. Nos gusta, nos hace bien.

Nos estamos preparando para seguir viaje a México, ¿llegaremos? Si hay algo que aprendimos es que lo que importa no es llegar sino andar.

Face Facundo Nahuel Biosca

facundonahuelbiosca@gmail.com

 

Facundo Nahuel Biosca

,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>